Quizá te interese »

Financiación de partidos

febrero 5 | En Contexto, Dinero | Por | Con 1 Comentario

Para entender la marea informativa de los últimos días en relación a la presunta financiación ilegal del Partido Popular, hemos de entender de qué manera se regula la subvención de los partidos políticos en España.

La primera regulación se concretó en la Ley Orgánica 3/1987, en la que se establecía una fuente de financiación pública y otra privada, la obligatoriedad de los registros contables de las aportaciones privadas, un máximo de 10 millones de pesetas anuales como donación por persona jurídica o física y de un 5% como máximo en las donaciones anónimas. La Ley Orgánica 8/2007, de 4 de julio, que modifica la original, introduce el monto presupuestario dedicado a la financiación de partidos establecido en 78.1 millones de euros y sujeto a modificación anual de acuerdo con el IPC, prohíbe las donaciones anónimas de cualquier cuantía, y establece el máximo de donaciones privadas personales en 100.000 euros anuales, además de acotar en 100.000 euros como máximo la condonación posible de deuda contraída con las entidades financieras. Sigue habiendo sin embargo, una laxitud legal con respecto a las restricciones que sufren sociedades y fundaciones que pueden trabajar conjuntamente con los partidos políticos. La última modificación ha sido la Ley Orgánica 5/2012, de 22 de octubre, reforma que se justificó en la necesidad, dentro del actual contexto de crisis económica, de adecuar las subvenciones públicas a la coyuntura y que le concede mayor poder sancionador al Tribunal de Cuentas y obliga a los partidos a hacer públicos los balances a través de su página web.

Financiación pública

Financiación de partidosEl 80 % del dinero que reciben los partidos proviene del presupuesto del Ministerio del Interior. La financiación pública de los partidos se justifica en la Constitución Española por ser estos entidades útiles al funcionamiento de la democracia, que actúan como vehículo de expresión de la voluntad popular y condensan las distintas sensibilidades y opciones ideológicas de una sociedad abierta.

Un tercio del presupuesto dedicado a este fin se divide entre los escaños conseguidos por cada partido, dividiendo los dos tercios restantes entre el número total de votantes. La asignación de los Presupuestos Generales del Estado de 2013 para financiar los partidos políticos se reducirá a casi la mitad con respecto a 2012, lo que supone que pasa de 113,7 millones de euros a 66,2 millones de euros el próximo ejercicio. Este recorte de casi un 50% se suma al aprobado el pasado 2012, que superó el 12,7% con respecto a 2011.

Las cuentas públicas de 2013 incluyen además una partida de 2,7 millones de euros para sufragar gastos de seguridad de los partidos políticos, 600.000 euros menos que el pasado año, que se contó  con 3,3 millones.

Además, se impide a los partidos políticos aceptar donaciones de fundaciones privadas, asociaciones o entidades que reciban subvenciones de las Administraciones Públicas o cuyo presupuesto esté integrado por aportaciones públicas. No obstante, se permite que partidos políticos y fundaciones y asociaciones, puedan llevar a cabo actuaciones de manera conjunta, persiguiendo un objetivo común. En la Ley Orgánica 5/2012, se incluye la prohibición de recibir donaciones entidades participantes o pertenecientes al mismo grupo de aquellas vinculadas a la Administración.

Financiación privada

Además de las diferentes subvenciones de carácter público, los partidos políticos pueden utilizar las fuentes de financiación privadas consistentes por un lado en las cuotas y aportaciones de sus afiliados, adheridos y simpatizantes y en segundo lugar en donaciones privadas en dinero o en especie, procedentes de personas físicas o jurídicas, siempre que no se condicionen a un fin específico, y que sean nominativas (quedando prohibidas las donaciones anónimas, de cualquier importe). Las donaciones recibidas tendrán carácter irrevocable y deberán destinarse a la realización de las actividades propias de la entidad donataria.

Es importante tener en cuenta para entender la coyuntura actual que la ley obliga a que las cantidades donadas a los partidos políticos deben abonarse a través de cuentas de entidades de crédito, abiertas exclusivamente para dicho fin de modo que se asegure que los fondos de la misma provengan únicamente de estas donaciones. De éstas debe quedar constancia de la fecha de imposición, importe de la misma y del nombre e identificación fiscal del donante. La entidad de crédito donde se realice la imposición está obligada a extender al donante un documento acreditativo en el que consten los extremos anteriores.

Cuando se trata de donaciones en especie, la efectividad de las percibidas se debe acreditar mediante certificación expedida por el partido político en la que se hace constar, además de la identificación del donante, el documento público u otro documento auténtico que acredite la entrega del bien donado haciendo mención expresa del carácter irrevocable de la donación.

El Tribunal de Cuentas es el supremo órgano fiscalizador de las cuentas y de la gestión económica del Estado

El Tribunal de Cuentas es el supremo órgano fiscalizador de las cuentas y de la gestión económica del Estado

Como ya comentábamos al inicio, los partidos políticos no pueden aceptar o recibir directa o indirectamente: donaciones procedentes de una misma persona física o jurídica superiores a 100.000 euros anuales, si bien este límite no es aplicable a las asociaciones o fundaciones vinculadas a los mismos ni a las donaciones en especie de bienes inmuebles.Por otra parte todas las donaciones superiores a 50.000 euros y en todo caso, las donaciones de bienes inmuebles, deben ser objeto de notificación al Tribunal de Cuentas en el plazo de tres meses.

Los partidos políticos no pueden desarrollar actividades de carácter mercantil de ninguna naturaleza. Los ingresos procedentes de las actividades propias del partido político, los rendimientos de su propio patrimonio, así como los beneficios derivados de sus actividades promocionales y los que puedan obtenerse de los servicios que puedan prestar en relación con sus fines específicos, precisan la identificación del transmitente cuando la transmisión patrimonial al partido político sea igual o superior a 300 euros.

Estas restricciones son válidas igualmente para entidades internacionales como nacionales, no pudiendo recibir en ningún caso donaciones por parte de un ente público extranjero ni de empresas o entidades vinculadas tanto directa como indirectamente a estas.

Epígrafe controvertido: condonación de la deuda.

Otra vía de financiación privada es la condonación de deudas a los partidos políticos por parte de las entidades de crédito. Estas prácticas están sujetas, desde la Ley Orgánica 8/2007, al límite de 100.000 euros anuales, para cuyo cálculo se tendrá en cuenta tanto las condiciones del principal de la deuda como de los intereses pactados.

Las condonaciones bancarias convierten a los partidos en entidades fuertemente dependientes de los bancos. Debido a que no existe ningún límite al endeudamiento (y a la falta de responsabilidad gestora) el estado de las finanzas de los partidos políticos les obliga a endeudarse demasiado. Esto concede a las entidades financieras un fuerte poder de influencia en los partidos políticos.

Share

Pin It

Contenidos relacionados

Un comentario en Financiación de partidos

  1. Mintra dice:

    Rara vez dejo comentarios en las paginas pero
    tu contenido me obligo a dejarlo. Muy buen trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Have you Subscribed via RSS yet? Don't miss a post!

« »

Política

Síguenos en Facebook

Scroll to top