Quizá te interese »

La Moción de Censura y el blindaje parlamentario

julio 17 | En Contexto | Por | Con Sin comentarios

La mayoría absoluta no es sólo la vía más directa de acceso al poder político, es también un mecanismo de blindaje del partido en el Gobierno frente a las herramientas previstas para que la oposición le exija responsabilidad política. Estas herramientas son, principalmente, la Cuestión de Confianza y la Moción de Censura. La primera parte del Presidente del Gobierno, quien se pone a disposición de la Cámara, mientras que la segunda es propuesta al menos por una décima parte del Congreso y debe ser aceptada por la mayoría del mismo (la mitad de los diputados más uno) según recoge el artículo 113 de la Constitución Española.

El anuncio del líder de la oposición en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, de proponer una Moción de Censura al Presidente Mariano Rajoy pretende ser una amonestación al Partido Popular por el probable veto, también posible gracias a que goza de mayoría absoluta, ante la Petición de Comparecencia de Rajoy, firmada por todos los grupos de la oposición a tenor de las declaraciones del extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas que acusan al presidente de recibir sobresueldos obtenidos de la financiación ilegal del partido. El próximo miércoles se votará en la Diputación Permanente, órgano que ejerce la función del Poder Ejecutivo cuando está cerrado el período de sesiones, la comparecencia del Presidente.

Alfredo Pérez Rubalcaba, líder de la oposición.

Alfredo Pérez Rubalcaba, líder de la oposición.

Este acto simbólico, que busca, en palabras de Rubalcaba, “la dignidad del parlamento”, sólo puede tener como objetivo la puesta a debate de la corrupción del partido en el poder y fomentar su descrédito. Una Moción de Censura en la coyuntura actual no daría lugar ni a la deposición del Presidente del Gobierno ni tendría por qué provocar su comparecencia, puesto que no está previsto en la Constitución que éste haya de presentarse para su votación. De este modo, Mariano Rajoy no está obligado a comparecer ante la Cámara Baja hasta la segunda semana de septiembre, en la que está previsto el pleno de control al Gobierno. Sin embargo, este acto fútil e inmovilista no sería propuesto, muy probablemente, de ponerse en juego la estabilidad del Gobierno y provocar la consecuente alarma en los Mercados y en Europa.

El artículo 113 de la Constitución también establece que la Moción deberá incluir un candidato a la Presidencia, cuestión acerca de la que aún no se ha pronunciado el líder de la oposición. En el caso de que la Moción de Censura no fuera aprobada por el Congreso, sus firmantes no podrán presentar otra durante el mismo periodo de sesiones, y para una nueva se necesitarían otros 35 diputados. En el artículo 114.2 de la Constitución se establece que si el Congreso adopta una Moción de Censura, el Gobierno habría de presentar su dimisión al Rey, que nombrará Presidente del Gobierno al candidato propuesto.

Esta sería la tercera vez en la Historia de la democracia española que se utilizara el recurso de la Moción de Censura. La primera se planteó los días 28 al 30 de mayo de 1980 por el grupo parlamentario socialista contra el Gobierno de Adolfo Suárez. Fue defendida por Alfonso Guerra y rechazada por Rafael Arias-Salgado. La segunda fue presentada por el grupo popular contra el gobierno socialista de Felipe González el 23 de marzo de 1987 y fue rechazada por los 166 votos del grupo parlamentario centrista.

Share

Pin It

Contenidos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Have you Subscribed via RSS yet? Don't miss a post!

« »

Política

Síguenos en Facebook

Scroll to top