Así son las propuestas sobre empleo en las elecciones autonómicas

mayo 18 | En Contexto | Por | Con 1 Comentario

  •  El emprendimiento y la austeridad fiscal insignia de PP, C’s y en menor medida de PSOE.

  • Podemos descafeína la Renta Básica Universal aunque impulsa la Renta Mínima de Inserción.

  • Izquierda Unida apuesta por un Sistema de Trabajo Social Garantizado con el Estado como motor.

Empleo elecciones 24 mayo

Con un paro del 23% (de un 50% en el caso de menores de 25 años) y una creciente precarización del mundo laboral; las políticas de empleo se han convertido en un debate imprescindible de abordar para cada uno de los partidos.  Analizamos qué propuestas tienen cada uno de los partidos frente al reto de bajar los afiliados al INEM y revertir las cifras de parados. Nos preguntamos quién es quién en las políticas laborales a través de la revisión de los programas políticos, el contrato que “firmaremos” cuando metamos la papeleta en la urna el 24 de mayo.

Partido Popular

Esta vez el Partido Popular sí tiene un programa específico para las elecciones autonómicas del 24 de mayo -no fue asi en otras ocasiones, como en las generales de 2011-. El partido defiende en líneas generales la austeridad fiscal al mismo tiempo que quiere bajar los impuestos y mejorar los servicios públicos; una ecuación que, a priori, parece complicada de materializar.

Entrando en materias laborales, para crear empleo el PP quiere profundizar en las iniciativas laborales que el Gobierno ya ha impulsado durante esta última legislatura: por un lado, continuar la senda de la última reforma laboral (abaratar la contratación a favor de la baja de salarios y reducción IRPF, ayudas indirectas a la contratación de parados…) y, por otro, el modelo emprendedor a través de estímulos fiscales y reducciones en la cotización social o mediante la tarifa plana de autónomos. Un modelo que acarrea una visión individualista y que responde a la concepción del self-made man o la self made woman (hombres y mujeres que se hacen a sí mismos) en el plano económico, en el que se promulga que el talento y las propias capacidades son la única  necesidad (o barrera) para triunfar. 

Al igual que Ciudadanos, PP destaca en su programa la necesidad de estimular a los emprendedores, así como adaptar la educación a las necesidades empresariales para hacerla más efectiva en términos economicistas. En cuanto a la juventud, llama a los ni-ni (ni trabajo ni estudio) a beneficiarse del modelo de inserción laboral a través de prácticas en empresas y formación profesional según las necesidades empresariales.

Ciudadanos

El contrato único es la bandera de C’s, pero no es una idea nueva en el panorama político español. En 2012 el Partido Popular hizo acercamientos a la idea de homogenizar todos los contratos aunque finalmente no la incorporó en su programa político.

El contrato único (en adelante CU) pretende eliminar todos los contratos temporales e introducir el contrato único e indefinido “para acabar con la injusta diferencia entre indefinidos y temporales”, tal como se afirma en el programa. A priori, el argumento es muy atractivo porque dejarían de existir los contratos temporales y todos los trabajadores dispondrían de un contrato indefinido. Sin embargo, aunque en Europa no ha existido ningún país que haya aplicado el CU tal y como defiende C’s, distintos economistas prevén que a efectos prácticos el CU supondría una homogenización de los derechos laborales y colectivos a la baja; es decir, una pérdida de derechos.

Con la fórmula del CU el despido sería gratuito durante los primeros meses, y conforme pase el tiempo iría aumentando de coste conforme a la antigüedad del trabajador. De hecho, el CU tiende a regirse por la capacidad individual de negociación del trabajador con la empresa, ya que cada contrato acabaría rigiéndose por contratos mercantiles individuales, relegando los convenios colectivos que seguramente acabarían difuminándose.

En resumidas cuentas, Ciudadanos quiere impulsar un modelo de empleo emprendedor y muy tecnificado, poniendo énfasis en la capacidad individual para crear empleo y en la capacidad individual para negociar los derechos laborales en cada contrato. Para ciudadanos los incrementos de productividad en la economía deben responder a una ecuación en que entran varios componentes: una rebaja en las cotizaciones sociales para las empresas que creen empleo, ayudas fiscales a los nuevos emprendedores y empresas, y un aumento de los recursos para I+D trasladando las necesidades empresariales en las aulas universitarias. Esto último se traduce en la potenciación de las carreras “productivas” a nivel economicista.

 

PSOE

Para analizar el programa electoral del PSOE nos hemos basado en el programa marco para las autonomías y en de las elecciones andaluzas del pasado marzo.

Los socialistas ponen el acento en la necesidad de recuperar la negociación colectiva para asegurar un empleo estable y de calidad implicando a la mayoría de actores sociales y lograr una mayoría de consensos. En 2010, el mismo PSOE en solitario avaló la reforma laboral en la que la entonces diputada del PP, Saénz de Santamaría afirmó que era “la reforma del despido, no del empleo” y comportó una merma en los derechos colectivos.

En la misma dirección el PSOE propone “impulsar el diálogo social a través de un Ley que regula la participación institucional en la planificación económica” sin más especificaciones directas, aunque sí que anuncian la mejora de los servicios públicos de empleo en la búsqueda de una mejjora de su eficiencia.

Por otro lado, presenta distintas propuestas específicas como la formación de parados, estimular el autoempleo o rebajar el desempleo juvenil a través de prácticas y formación, aunque no llega a profundizar en medidas concretas.

Gran parte del programa electoral del PSOE en Andalucía gira entorno a la necesidad de reclamar al Gobierno central y, sobre todo, a Europa, una nueva política comprometida con el crecimiento y la generación de empleo, pidiendo una posición más destacada de Andalucía en el comercio internacional. Se trata de un punto muy extenso teniendo el cuenta que se trata de un programa autonómico y no europeo.

Aunque varios dirigentes socialistas durante la campaña han afirmado muchas otras medidas en materia de empleo, como una subida del salario mínimo en un 5% en 2015, el programa no contiene este tipo de menciones directas ni concreta cómo se llevarian a cabo sus medidas.

Podemos

Podemos se estrena en las autonómicas y municipales aportando una batería de propuestas en el sector laboral, aunque la que más difusión ha tenido es la Renta Mínima de Inserción (en adelante RMI) que en su inicio se proyectó para ser una Renta Básica Universal, pero que finalmente se ha quedado en una renta ya existente1.

La RMI no es una propuesta nueva, pero Podemos plantea la necesidad de aumentar su cuantía, teniendo en cuenta que las exxistentes, en su mayoría, no retribuyen la cantidad suficiente para sobrepasar el umbral de la pobreza. El objetivo sería aumentar paulatinamente la RMI hasta aproximarse al salario mínimo. Con ello planean dotar de mayor capacidad a los futuros trabajadores y trabajadoras, y crear puestos de empleo no precarios. Paralelamente, garantizaría la cobertura mínima de las necesidades básicas a la población inactiva.

Podemos e Izquierda Unida son los dos partidos que defienden la necesidad de finalizar con la austeridad fiscal y también de fortalecer las políticas sociales para generar una mayor igualdad y un crecimiento económico que posibilite la creación de empleo. También junto a IU, Podemos está a favor de reducir la jornada laboral hasta las 35h semanales, y así redistribuir el empleo. Todo ello vendría acompañado de una reforma para incentivar la contratación mediante ayudas directas para revertir las recientes reformas laborales.

Finalmente, Podemos contempla medidas específicas para paliar las desigualdades de género, discriminación y discapacidad en el mundo laboral. Entre otrtas medidas, propone la creación de una Oficina Pública de Protección frente a la Discriminación, incorporación de indicadores de género a los sistemas de seguimientos y planes de empleo para mujeres más desarrollados.

Izquierda Unida

El programa de IU en materia de empleo es uno de los más completos, y desentraña con profundidad su medida estrella, el Empleo Garantizado (EG).

El EG parte de la permisa de que si no hay empleo no significa que no haya trabajo.

Durante la crisis muchos sectores se han visto severamente deteriorados y deben reactivarse, y ahí es donde entra el Empleo Garantizado: cuando la oferta privada y pública tradicional no generan empleo suficiente, debe ser el Estado quien garantice el empleo. El Estado cumplirá así con una doble función: crear empleos y cubrir labores necesarias en cada territorio (tareas forestales, de conservación de patrimonio, atención a la dependencia, etc.)

De este modo IU plantea un nuevo modelo de Estado que paliaría los estragos de la crisis. Los salarios irían en función de la formación, llegando a cobrar por jornadas laborales de 35h semanales 1047€, 951€, y 794€ netos mensuales. El coste de implantar un sistema de EG representaría un 2,3% del PIB, menor que el coste empleado para rescatar a la banca (6,3% PIB) y lo gestionarían las administraciones locales aunque el dinero lo ingresaría directamente el Estado para evitar posibles fraudes.

Sus defensores afirman que la creación de puestos de trabajo con retribuciones más altas que el salario mínimo interprofesional  beneficiaría a los trabajadores del sector privado: ganarían poder de negociación frente a los empresarios al poder recurrir, en caso de conflicto, al trabajo garantizado del Estado. Sin embargo sería necesario ver qué tipo de relación contractual tendrían los trabajadores del EG con las administraciones locales y cuánto tiempo podrían estar empleados.

Además del EG, IU mantiene medidas como la necesidad de una reconversión productiva y energética para dar mayor valor agregado a la industria española, fortalecer los servicios públicos y los servicios sociales y una batería de medidas contra la discriminación laboral, los derechos colectivos y la paridad de género en los empleos actuales y futuros.

1En cada Comunidad Autónoma hay alguna RMI con diferentes denominaciones en Extremadura y Andalucía es la Renta Básica que pese al nombre funciona como RMI; en la Rioja Ingreso Mínimo de Inserción, en el País Valenciano es la Renta Garantizada de Ciudadanía, en Asturias Salario Social, en la Comunidad de Madrid es la RMI, etc.

 

Share

Pin It

Contenidos relacionados

Un comentario en Así son las propuestas sobre empleo en las elecciones autonómicas

  1. Muy buena información, muchas gracias a su artífice por lo
    interesante y claridad del texto. Mil Gracias¡

Responder a http://ideasparaunaboda.com/ideasoriginaleszapatillasparabaile.html Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Have you Subscribed via RSS yet? Don't miss a post!

« »

Política

Síguenos en Facebook

Scroll to top